Tendinitis Aquilea: Definición, Causas y su Tratamiento Mediante la Fisioterapia - FisioClinics Madrid

Tendinitis Aquilea: Definición, Causas y su Tratamiento Mediante la Fisioterapia - FisioClinics Madrid

Una de las lesiones más frecuentes presentadas en el mundo deportivo es la tendinitis de Aquiles, esta se produce debido a sobreesfuerzos en el tendón, a través de este artículo te explicaremos de que trata y cuál es su tratamiento a través de los diversos tratamientos rehabilitadores que podrás encontrar en nuestra clínica de Madrid, mismos que serán aplicados por nuestros fisioterapeutas quienes son expertos en diversos abordajes y además poseen conocimientos en Fiit Concept o Fisioterapia integrativa para tratar esta y otras afecciones desde su origen.

¿Qué es la tendinitis aquilea?

El tendón de Aquiles consiste en la unión de los tendones de los músculos soleo y gastronemios, que en conjunto son denominados tríceps sural, una estructura atómica la cual se localiza en la parte posterior de la pierna y cuya función es realizar la flexión plantar.

La tendinitis aquilea es considerada una tendinopatía donde existe una inflamación del tendón que conforma el músculo sóleo y gastrocnemios…

Esta patología representa de un 34 a un 62% de las lesiones de tobillo y pie.

¿Cuál es la causa de la tendinitis aquilea?

La tendinitis aquílea o del tendón de Aquiles es originada debido a sobreesfuerzos, que están relacionados con flexiones plantares repetitivas y en casos de mayor complejidad se origina debido a sobre usos que se dan en la estructura del tendón y microtraumatismos, lo que puede generar como consecuencia una rotura del tendón de Aquiles.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la tendinitis aquilea?

La presencia de la misma se debe a determinados factores, los cuales son tanto intrínsecos, como características personales, edad, peso, sexo, biomecánica del tobillo y enfermedades preexistentes, como extrínsecos que son aquellos en los cuales influyen condiciones externas como la actividad que practica el individuo, la superficie, la intensidad, la duración de la actividad, el calzado, etcétera.

Es importante tomar en cuenta estos factores para realizar un diagnóstico y establecer un tratamiento preciso, y de igual manera  prevenir el surgimiento de esta lesión

¿Cuáles son los signos y síntomas de la tendinitis aquilea?

Uno de los síntomas más frecuentes y característicos de este tipo de patología es el dolor en la parte superior del tobillo que se intensifica durante la palpación.

A esta sintomatología también se le une la debilidad de la musculatura del tríceps sural y limitaciones en el rango articular de la articulación del tobillo.

A nivel fisiológico se produce un aumento de la sustancia fundamental y de las células, hipervascularización y alteraciones en el colágeno.

¿Cuál es el tratamiento mediante la fisioterapia para la tendinitis aquilea?

El tratamiento mediante la fisioterapia es de real importancia para esta lesión, es necesario una intervención que se amolde a las necesidades del paciente.

Se recomiendan las siguientes técnicas de intervención para tratar la Tendinitis Aquilea:

  • Reposo moderado, esto hace referencia a disminuir la exigencia deportiva en caso de que se trate de un atleta, con la finalidad de no repercutir de manera negativa constantemente sobre el área lesionada. Es por ello que es importante una modificación de la actividad, es decir, disminuir la intensidad y la durabilidad de la misma.
  • La aplicación de técnicas manuales como masajes de fricción longitudinal, masaje transverso profundo y movilizaciones articulares, van a permitir una recuperación óptima y una disminución del dolor que surge durante esta patología.
  • Vendaje neuromuscular y tapping, que van a contribuir a una disminución de la inflamación y el dolor.
  • La crioterapia, que es el uso del frío para disminuir el dolor, también está indicada para el tratamiento de esta patología.
  • La termoterapia también ayuda a disminuir la inflamación y por consiguiente ayuda a disminuir el dolor.
  • Las terapias electro físicas como el ultrasonido, terapia de ondas de choque y láser también son una de las técnicas utilizadas para el tratamiento de la tendinitis aquílea o del tendón de Aquiles,  ya que contribuye no solo a la disminución del dolor, sino también a la reparación celular que se debe obtener en el tratamiento de esta lesión.
  •  Un programa de ejercicios de calentamiento, el cual no solo va a contribuir a que la estructura se encuentre capacitada para el entrenamiento, sino que también ayude a prevenir el surgimiento de esta lesión y a la recaída de la misma.
  • Programas de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento van a favorecer a la preparación de la musculatura.

A pesar de que hay diferentes métodos de intervención para la tendinitis a través de métodos conservadores y no conservadores, la fisioterapia forma un componente esencial para la recuperación de la misma. Se debe recurrir a profesionales especializados, como los que hay en FisioClinics donde también contamos con atención de fisioterapia a domicilio en Madrid, que se amolden a las necesidades y requerimientos del paciente con la finalidad de proporcionar un programa de intervención individualizado y que permita mejorar la calidad de vida y salud del paciente.

 

Contacta con FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics